Domingo con la luz a precio a cero entre la madrugada y las primeras horas de la tarde | Economía

Domingo con la luz a precio a cero entre la madrugada y las primeras horas de la tarde | Economía

El viento y el agua dan un nuevo respiro a la tercera parte de los hogares españoles, los que han optado por la tarifa regulada de la luz o PVPC. El precio de la electricidad en el mercado mayorista, del que se nutren estos ocho millones de consumidores, seguirá este domingo la tendencia de las jornadas anteriores, según los datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE), y promediará poco más de cinco euros por megavatio hora (MWh), con toda la madrugada, la mañana y las primeras horas de la tarde a precio cero. Solo a partir de las 17.00, el precio de la luz dejará atrás la zona cero.

El hito de los precios cero durante buena parte de la jornada no es ni mucho menos habitual. Pero tampoco es un récord: hace algo más de una década, el 29 de marzo y el 1 de abril de 2013, la electricidad promedió cero durante toda la jornada. Entonces, como ahora, los aerogeneradores operaron casi a plena capacidad y propiciaron una drástica caída en la cotización de la electricidad. La máxima es clara: cuantas más renovables hay en el sistema, más barata es la factura que paga un buen número de hogares y más baja es, también, la inflación. Es la invisible línea de puntos que une la meteorología y la macroeconomía.

El mercado eléctrico español encadena, así, dos jornadas de precios bajo mínimos: este sábado el promedio diario —aún más bajo: 1,51 euros por MWh— fue el menor desde finales de enero de 2021. La semana que está a punto de terminar es, también, la más barata en el mercado mayorista (y, por tanto, también para quienes optan por el PVPC) desde mediados de febrero de 2021.

Este domingo, el tramo más barato de la jornada para quienes están en el citado PVPC será entre las nueve de la mañana y las cinco de la tarde, cuando pagarán menos de tres céntimos por kilovatio hora (KWh), la cuarta parte menos que justo una semana antes. Quienes no están pudiendo aprovechar esta secuencia de bajos precios son los más de 20 millones de clientes que están en el mercado libre y que no tienen una tarifa indexada: en su caso, el precio se acuerda con la compañía suministradora y no depende de lo que ocurra en el pool.

Nada que ver con la excepción ibérica

En estos valores no tiene ninguna incidencia la llamada excepción ibérica, que lleva inactiva desde finales de febrero por la fuerte bajada del precio del gas y la subida en los umbrales de activación tras la última prórroga aprobada por la Comisión Europea. Para que entre en vigor, la cotización del gas debe ser hoy igual o superior a 63,9 euros por megavatio hora (MWh); una cifra muy alejada de los actuales 34 euros en el mercado ibérico (Mibgas).

El viento no solo está laminando los precios en España y Portugal: el resto del continente también está viviendo jornadas históricamente baratas. La caída, sin embargo, está siendo especialmente acusada en la Península, cuyas interconexiones con el resto de Europa siguen estando muy por debajo de lo recomendable.

A partir del lunes, sin embargo, el cambio de condiciones meteorológicas, con menos viento, anticipa un encarecimiento de la luz. De ahí que lo más recomendable sea anticipar en la medida de lo posible todos los consumos gestionables (la lavadora, el horno, el lavavajillas, la carga del coche eléctrico…). Tanto por razones económicas —cargar al completo la batería de un vehículo ronda estos días los dos euros para un consumidor en el mercado regulado, por ejemplo— como ambientales: los precios cero en el mercado mayorista son, también, sinónimo de desperdicio de energía, porque la generación es mayor que la suma de la demanda interna y las exportaciones.

La nuclear, en mínimos de 13 años

Las rachas de viento y el regreso del agua —en octubre, las centrales hidroeléctricas más que duplicaron su producción respecto a un año atrás— no solo están reduciendo drásticamente los precios y las emisiones del sistema eléctrico español, reduciendo a mínimos el consumo de gas natural. También están llevando a las centrales nucleares a reducir su potencia hasta cotas históricamente bajas: desde el jueves, las siete centrales nucleares españolas están generando menos que nunca desde el 1 de enero de 2011, hasta donde alcanzan las cifras de Red Eléctrica de España (REE).

Una parte de esa caída en su aportación, que documenta el gestor de proyectos renovables y experto en energía Xavier Cugat, tiene que ver con que dos de ellos están fuera de juego por recarga. Pero eso no explica ni mucho menos todo: los otros cinco están regulando la cantidad de electricidad que inyectan a la red para evitar el desperdicio de energía y porque, a los valores actuales, las cuentas sencillamente no les salen a sus propietarios.

En lo que va de año, las fuentes renovables (viento, sol y agua) han cubierto más de la mitad de la demanda de electricidad, tal como adelantó este diario a finales de octubre. Una cifra sin precedentes. Si se suma la nuclear, que tampoco produce emisiones de CO₂, se supera con creces el 70%.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Foto del avatar

Melissa Andreina Mendoza Araujo

Entradas relacionadas

Read also x